lunes, 6 de marzo de 2017

Mujeres de Álava trabajando... también fuera de casa

Hasta el día 2  de abril, podemos ver en el Centro Cultural Montehermoso la exposición ‘Mujeres de Álava trabajando’ que con 44 fotografías, hace un recorrido por el papel de las féminas durante más de cien años, desde finales del siglo XIX hasta ahora. (Noticia en El Correo)

En la sesión de saberes de hoy, Julia, que ha ido a ver ya la exposición, nos cuenta que le parecían pocas las fotografías y que en algunas de ellas, en lugar de sacar en las fotos a las mujeres trabajadoras, salían las "señoronas". Hemos comentado que hay muchos trabajos que no "salen en las fotos" porque, claro, se realizaban en las casas, en el ámbito de lo privado... No salían de casa a trabajar pero trabajaban en casa: modistas, tejedoras y bordadoras. También recuerdan cómo en las casas se hacían reteles para pescar y las entregaban a las tiendas de Olasolo y Zulaica para que las vendieran. Y otras profesiones que ahora no hay... Y los cuidados... ese gran trabajo que sostiene nuestras vidas y sigue pareciendo que son cosas de mujeres, aunque esta cultura y estos estereotipos van cambiando poco a poco...

Mari Jose nos comparte sus recuerdos sobre la fábrica de "La Casera" en Vitoria. En esa fábrica hacían la gaseosa y fabricaban y vendían hielo... La Casera se ha vendido y se vende en muchos lugares :)


A la pregunta de si recordaban alguna mujer empresaria o que tuviera una tienda y fuera especial, Conchi recordaba a la señora Andresita de la Óptica Cali. Le llamaba la atención lo bien peinada con un moño que iba, siempre muy seria. Vivía en Beato Tomás de Zumárraga. Era una institución. Tener una óptica en aquel tiempo era... Era especial, muy elegante, trataba con cariño a todas las personas, no hacía distinciones. Tenía un aura especial.

Conchi también tuvo un negocio. Y desde que se ha jubilado no recuerda nada los rollos del negocio. Pero sí echa de menos a clientelas a las que lleva en el corazón: conversaban, se desahogaban... Julia propuso a Conchi que reformara la tienda y pusiera un sofá con dos mesitas para que fuera un espacio de encuentro... Con un platico para echar monedas para pagar luz, calefacción... ¡¡Y hacer terapia de la buena!!

Mari Jose y Conchi nos han cantado una canción que cantaban cuando eran jóvenes e iban de excursión, que Conchi nos promete traer trascrita la próxima sesión y que grabaremos, sobre algunas de las primeras mujeres que trabajaban en algunas fábricas/empresas de Vitoria-Gasteiz: naiperas (Fournier) saqueras (hacían sacos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario